Skip to content

El trabajo para personas con discapacidad

Estamos actualmente en un mundo en donde aún hasta los temas laborales se renuevan cada día. Pero a pesar de ello, todavía hay un tema que se hace difícil de asimilar y es el trabajo para personas con discapacidad. Si muchas veces es difícil para un joven poder conseguir un buen empleo, imagínate para un joven con discapacidad.

Actualmente, podemos ver que 3 de cada 4 jóvenes que tienen algún tipo de discapacidad, no tienen un empleo ni tampoco lo están buscando. Pero, si existe un grupo que desea en algún momento de sus vidas poder cumplir el sueño de ser aceptados y trabajar a pesar de tener algún tipo de impedimento físico.

Una buena noticia es que el número de jóvenes que tienen una discapacidad y no laboran ha disminuido considerablemente durante el año 2018 y 2019 en España. Ya se han ido disminuyendo los prejuicios en las empresas, lo que evita que haya un freno en la contratación de jóvenes o personas con discapacidad.

Mayormente, los que son contratados, son jóvenes con minusvalía, estos representan el 87% de las nuevas contrataciones. Por otra parte, es mucho más difícil contratar personas que tienen discapacidad visual, por ejemplo. Aunque de igual manera se están dando abertura a este tipo de empleos.

Se puede garantizar el derecho al trabajo a las personas discapacitadas

En España, tratando de darle respuesta a esta problemática, en el año 2013 aprobó la ley de derechos para las personas con discapacidad. En esta ley, se pretende ayudar a estas personas a que puedan tener un empleo digno en donde a pesar de sus impedimentos, se puedan desarrollar.

El trabajo para personas con discapacidad

Con esta medida, lo que se quiere hacer, es poder darle una motivación a las empresas para que ellos puedan contratar personas con diversidad funcional. Todo esto se pretende hacer mediante subvenciones de impuestos y otros incentivos. Esto quiere decir que aquellas empresas que tengan empleados con algún tipo de discapacidad, estos tendrán un trato especial a la hora de pagar sus impuestos.

A pesar de esto, la propuesta con mayor interés es la de cuotas de reserva, que específica, que todas las empresas que cuentan con más de 50 trabajadores, tiene que reservar el 2% de sus puestos de trabajo, para personas con discapacidad. Lo que indica que 2 de cada 100 personas deben ser aceptadas con algún tipo de discapacidad en las empresas de España.

Esta cuota de reserva, no es algo que si una empresa quiere cumplir lo hace, no, es algo completamente obligatorio, tanto para los sectores públicos como privados. Aunque en los sectores públicos reservan hasta un 7%. A esta ley se le suma además, la reserva específica para mujeres con discapacidad. Que ellas aún tienen más prioridad.

Cuáles son los derechos y prejuicios en este tema

Otro punto que deben tomar en cuenta las empresas, y es lo que le da un punto de ventaja a la contratación de personas con discapacidad, es que antes de ser admitidos en algún empleo, ellos debes pasar por un test psicológicos, para verificar que no tengan sobreprotección familiar, inseguridad o temor. Una persona con discapacidad psicomotora, debe saber que tiene que cumplir antes de poder optar por un empleo.

Cuando vas a aplicar por una vacante e indicas que tienes una discapacidad, no tienes que especificar qué tipo de discapacidad posees. Pero esta si debes incluirla en el currículo y dejarlo bien en claro cuando te presentes en la entrevista de trabajo, para que ellos sepan qué puedes hacer dentro de tu campo laboral.

De esta manera, la empresa ya podrá analizar qué tipo de empleo puede ofrecerte de acuerdo a tus capacidades y como pueden adaptar la vacante para que te sientas más a gusto con tu trabajo. Aun, existen empresas, que mejoran la infraestructura, para que sus empleados con discapacidad, puedan sentirse bien en su área de trabajo.

Un trabajador con discapacidad, aunque tiene ciertos beneficios, este debe cumplir con la jornada completa de trabajo. Su discapacidad no le evita cumplir sus horarios, a menos que tenga una condición especial que se lo impida, pero debe también informar que no está optando por un puesto a tiempo completo sino a tiempo parcial y aquí la empresa estudiará si pueden contratarlo o no.