Skip to content

Como vender productos por internet

En tu crecimiento personal, todos te dicen que necesitas construir una carrera, trabajar duro y una vez que consigas un buen trabajo, sigue así, porque los buenos trabajos son difíciles de conseguir. Y mucho menos el trabajo de tus sueños. ¡Olvídate de los sueños! ¡La vida no está hecha para los sueños!

Pero, ¿qué pasa si después de años en un trabajo, finalmente decides que quieres hacer otra cosa? No luches contra tu verdadera pasión, si no estás satisfecho con tu vida, trata de encontrar lo que te hace despertarte con fuego todos los días. Para poder salir del lugar en donde estás y crear algo completamente diferente, debes superar tus dudas y temores, ahí, solo en ese momento, es cuando van a suceder grandes cosas en tu vida. Siempre habrá días en que nada parece funcionar y querrás rendirte.

Las personas exitosas son las que en esos días no se rinden y trabajan aún más duro.  Aprende cómo ahorrar dinero, ganar dinero, vivir una vida saludable, viajar con lujo sin gastar una fortuna y vivir la vida de tus sueños.

Qué puedo hacer para ganar dinero

Hoy en día lo tienes fácil para crear una tienda en línea. Shopify maneja todo, desde marketing y pagos, hasta el pago y envío seguro. Ahora puedes concentrarte en tu negocio, y en vender lo que quieras. Lo primero que tienes que hacer, es diseñar un producto que te gustaría vender. Debes estudiar que en el mercado no hayan demasiados iguales y así no tendrás mucha competencia.

 

El producto debe ser ingenioso y que pueda resolver algún problema de otra persona.  Debes hacer una investigación previa, para que puedas ver cuál es la factibilidad del producto. Lo ideal es trabajar con productos digitales, ya que son mucho más sencillos de enviar, pero si tu idea es física, no hay problemas, sigue adelante y llévala a su máximo nivel.

Cómo puedo vender productos

El marketing de influencia está aquí para quedarse, y te vamos a explicar qué es. Según AdWeek, casi el 60% de los vendedores tienen la intención de aumentar sus presupuestos de marketing de influencia en los próximos 12 meses.

La influencia es tu capacidad de persuadir a otros para que adopten su propia perspectiva, es decir se trata de influir sobre los posibles clientes para que compren tu producto, convencerles de que lo necesitan. Tu mismo eres el primero que creas en tu producto (por ejemplo, curso en línea, libro electrónico, software), por lo que, naturalmente, también otros crean en él.

Tu capacidad de persuadir a los demás de esta manera apelando a sus emociones aumentará tus ventas. La influencia aumenta el valor percibido de tus productos. Verás, las personas influyentes tienden a vender más productos. No es porque hayan creado el mejor producto, a veces, eso no es cierto, sino porque a lo largo de los años, han creado credibilidad. La gente confía en sus opiniones.

Tienes que saber venderte antes de poder vender tu producto

Ten las cosas claras, lo que vendes no es un producto, es una idea. Así, tan importante es el propio producto como el valor de éste, incluso diría yo que el valor que se le da tiene mucha más importancia. De tal manera que, debes comunicar con éxito el valor de ese producto. Y ten presente que hasta que eso suceda, te resultará difícil vender tus productos o servicios reales.

Antes de que alguien vaya a comprarte tu producto, tienen que enamorarse de la idea de que eres alguien con quien vale la pena trabajar. En otras palabras, al igual que un candidato para un trabajo, tu primera tarea siempre es venderte.

 

El marketing por correo electrónico es la táctica de generación de leads más efectiva, seguida de sitios web,  páginas de destino y luego marketing de contenido. ¿Pero adivina qué? Cada una de estas tácticas funcionará mejor cuando primero te vendas a ti mismo y luego al producto.

Aprende como vender tu producto

Generar interés con características; Crea deseo con beneficios. Vende los beneficios, no las características. Uno de los errrores a la hora de vender productos por Internet, es que la mayoría de los vendedores piensan que los artículos (también es válido para los servicios) se venden debido a que sus características son excepcionales. Ese no siempre es el caso. Basta con que una de las cualidades sea excepcional para sacarlo a la venta por encima de la competencia, no hace falta mas que resaltarla. Ya sea que vendas por correo electrónico, correo directo o venta social, resalta los beneficios y las características de tu producto.

Comienza por el principio, es decir, no te preocupes a priori de los beneficios que te dará tu producto; sino más bien de que sea tan excepcional que te asegures la venta. Vender productos pensando exclusivamente en los beneficios, te distancia de dar un buen servicio y ofrecer un buen producto final por lo que te aleja del éxito.

Cuando las personas buscan un producto o servicio para satisfacer sus necesidades, se imaginan antes de comprarlo cómo les va a resolver la situación en la que están inmersos, aunque sea simplemente el atasco de una tubería. Los consumidores están felices de gastar dinero en productos que mejorarán sus vidas. Te pondré un ejemplo claro; antes de que se inventara el iPod, había reproductores de MP3 en el mercado. Así que iPod vendió el beneficio de poder tener 1,000 canciones en tu bolsillo. Pronto se convirtió en el reproductor mas vendido internacionalmente.

Durante el proceso de compra de los posibles clientes, por su mente pasan muchas ideas y conceptos a los que debemos llegar para influenciarlos de que necesitan nuestro producto en sus vidas. La calidad del sitio web desde donde realizan las compras es un factor primordial a la hora de aumentar las ventas, puesto que es nuestro escaparate y ellos se deben sentir cómodos y apreciados. Su nivel de confianza crecerá en la medida en la que aumente la calidad y facilidad de navegación de la página web donde estamos mostrando los artículos para vender.

  • El cliente debe reconocer primero una necesidad propia que ese producto o servicio le resolverá en un futuro próximo (tras la compra), decidir tomar medidas y finalmente realizar la compra.

Millennials

¿Sabes a quién estás vendiendo tu producto? Si no conoces tus clientes potenciales (posibles compradores) es probable que tengas dificultades para aumentar la conversión y los ingresos. En la actualidad, la mayoría de los vendedores nos queremos acercar a una nueva generación de clientes: los millennials.

 

  • Los Millennials son un conjunto único de personas nacidas entre 1982 y 2000 y que representan el 26% de la población mundial. Más del 23% de los millennials tienen una licenciatura o superior, lo que los convierte en la generación más educada de la historia.

Aunque no hace falta hacer un máster ni una carrera universitaria para saber lo que uno quiere a nivel de cliente; los consumidores saben lo que buscan en un producto. Quieren que el producto les resuelva una situación que están buscando y no se dejarán influir por una copia elegante que no brinde el servicio que esperan.

Para comercializar con éxito a este grupo de consumidores, se necesita una investigación y datos sólidos. La información es poder y el resultado son los datos. Si tu producto ayudó a una generación obteniendo un aumento de clientes en un 27%, esta métrica se puede utilizar para ganar más clientes.